La malattia mi ha insegnato a vivere

Annunci

Otoño Otoño de manos de oro. Cenizas de oro tus manos dejaro caer al camino. Ya vuelves a andar por los viejos paisajes desiertos. Ceñido tu cuerpo por todos los vientos de todos los siglos. Otoño, de manos de oro: con el canto del mar retumbando en tu pecho infinito, sin espigas ni espinas que…

via José Hierro — Interno Poesia